Expo-Comic y Multimedia

Miguel Ortiz es autor en FIRST COMIC NEWS

jueves, 27 de diciembre de 2018

Máximo Carvajal, historias de guerra




FOTO 1: Máximo Carvajal. FOTO 2: Trabajo de Máximo.


MÁXIMO CARVAJAL
HISTORIAS DE GUERRA

Por Miguel Ortiz

Óscar Camino me comentó un día que en El Mercurio que en la sección publicidad había un dibujante nuevo que dibujaba historietas. “Si quieres te lo presento” me dijo, le respondí que bueno. Fui como a las 18 horas, momento en que podía salir Máximo del trabajo, lo mismo que Camino. Fuimos al bar Nacional a comer empanadas y beber una cerveza. En la conversación salió a relucir que Máximo también había trabajado en Clarín pero aceptó gustoso cuando le ofrecieron trabajo en El Mercurio. Para él, lo mismo que para mí, la meta era Zig Zag.

Yo empecé a trabajar en Zig Zag como ayudante de Themo Lobos cuando un día apareció Máximo preguntando por Themo. Traía un cómics de ciencia ficción. Me lo mostró, tenía un estilo parecido al dibujante argentino Solano López. En ese tiempo, 1963, estábamos trabajando para la revista Rocket dirigida por Themo, tema ciencia ficción. Le dije que me la dejara y regresara al otro día para pagársela. Como ya nos conociamos me conversó de sus proyectos que eran muy similares a los de todos los dibujantes de la época. También se emocionó al estár en Zig Zag.

Me ofreció enseñarme a hacer guiónes y cumplió su palabra. Gracias a él hice la mayoría de los cómics que dibujé con mis propios guiónes salvo los que me hacían Omar Ramírez y Osvaldo Muñoz Romero. Volviendo a mi amigo Máximo, me comentaba en ese entonces que los cómics de guerra le apasionaban sobre todo los de aviación, no por lo terrible que es una guerra sino por las maniobras en el cielo de los aviones. La última vez que estuvimos juntos fue cuando murió Jorge Vivanco. Fuimos con Abel Romero al Quita Pena. En ese momento nos dijo que en cualquier momento podía morir. Con Abel lo tomamos como broma.

Y lamentablemente, era cierto...

BOLETIN EXPO-COMIC ON LINE 36


Con DANIELA GALLARDO


martes, 11 de diciembre de 2018

Jimmy Scott, un artista consumado

FOTO 1: Jimmy recibiendo una condecoración de Japón.
FOTO 2: Jimmy en su estudio. FOTOS 3 A 6: Trabajos suyos.

JIMMY SCOTT,
UN ARTISTA CONSUMADO

By Miguel Ortiz

Cuando conocí en Zig Zag a Jimmy, él era considerado un niño prodigio, pues partió como todos los colegas dibujando a muy temprana edad.

Santiago Arturo Scott Rojas, Jimmy Scott, es actualmente viudo, con una hija. Nació el 5 de enero de 1936 en Santiago, Chile.

Estudió en la Escuela de Artes y Oficios y en la Escuela de Artes Aplicadas de la Universidad de Chile.

Sus primeros trabajos fueron publicados en el Diario El Sur de Concepción, luego trabajó para la editorial Zig Zag para la revistas Topaze y El Pinguino, donde publicó una tira simple pero muy divertida: “Entre Microbios”. Después público en una gran cantidad de revistas, destacándose por sus diseños que hizo en los textos escolares para Editorial Universitaria y Librería Francesa.

Viaja a Brasil y dibuja para el periódico más importante de ese país, me refiero a O’ Globo de Río de Janeiro. Allí trabaja para el Mad de Brasil y otras publicaciones muy importantes, lo que lo hace notorio en todo el país.

En 1988, El Mercurio lo tienta y lo trae de regreso a su patria. Ha sido condecorado por Japón y otras instituciones que ven en él a un hombre valioso y como un gran ejemplo para las nuevas generaciones de dibujantes de cómics.

martes, 4 de diciembre de 2018

C.B. Cebulski, un gringo buena onda


FOTO 1: C.B. Cebulski. FOTO 2: C.B. Cebulski demostró con creces que es un buen representante de Marvel Comics. FOTO 3: Firmando autógrafos. FOTO 4: Dando una entrevista. FOTO 5: Fue condecorado por el Instituto Cultural Chileno-Japonés. FOTO 6: Dando una charla sobre la Marvel.

C.B. CEBULSKI
UN GRINGO BUENA ONDA

By Miguel Ortiz

Cuando me mostraron una foto de C.B. vi de inmediato que era buena persona por lo que además al conocerlo se siente que es “un gringo buena onda”.

Su presencia en Expo-Comic 2013 le dió una categoría a lo que quiero que sea Expo-Comic: De categoría mundial. Él estuvo en todos los escenarios del evento, vio carpetas, habló con los dibujantes emergentes y los pequeños editores de cómics, firmó autógrafos en la Librería Antártica, recibió una condecoración por parte del Instituto Cultural Chileno-Japonés, dio charlas, entrevistas, se tomó fotos con el público, conversó con nuestras artistas mujeres, le gustó la organización así que además lo tendremos nuevamente en Expo-Comic 2014.

Conoció todas la picadas de Santiago. Visitó Origo Editores, comiquerías y El Hoyo, un restaurant de comida típica chilena donde venden el trago apodado “el terremoto”. A C.B. le gustó todo eso. Por lo demás, hicimos en conjunto con Shazam Comics un asado para los invitados internacionales. Mi amigo C.B. quedó muy contento con todo. Me ofreció algunas sorpresas de Marvel para Expo-Comic 2014. Aquí lo esperamos junto a la cantidad de gente admiradora del “gringo buena onda”.